Páginas

27 de setiembre de 2008

100 cosas que debes hacer antes de morir

Me encantan todas algunas de estas ya las realize pero y ustedes que esperan para hacer las que les faltan.

1. Bailar Slam.
2. Masturbarse con un bistec.
3. Soportar que un amigo tuyo se ponga muy borracho y tener la paciencia de aguantar su desmadrito.
4. Montar un burro (pero no dejar que el burro te monte a ti).
5. Bajarle la novia (o) / esposa (o) a alguien que no lo ama lo suficiente.
6. Bañarse con agua heladas de madrugada a temperaturas bajo cero.
7. Cumplir una fiesta de tres días, con todo y sus noches, en fecha fuera de carnaval.
8. Dejar de hablar 3 días.
9. Plantar un árbol de cannabis.
10. Viajar sin dinero y pasárselo bomba.
11. Una tarde o noche en que te pases algunos altos, sin matar a nadie.
12. Hacer un video porno casero.
13. Robarse algo de una tienda de autoservicio. Lo que sea, pilas, fruta, jamón.
14. Ponerse una sobredosis de café y andar todo temblorino.
15. Tener una cita a ciegas y si no es lo que uno espera, aguantarse como los machos.
16. Pasarse un día sin ver, o con los ojos cerrados. O inconsciente en la cama de un hospital.
17. Hacer el ridículo bailando en una fiesta. La opción de ser chambelán en unos quince años, cuenta.
18. Una noche tras las rejas o ya cuando menos unas horas.
19. Ponerse una borrachera con alguna de estas bebidas: absenta, mezcal, pisco, sake o pulque.
20. Pasar una tarde en un campo o playa nudista. La tercera opción es ir a un performance de Spencer Tunick.
21. Tener un affaire con un extranjero o extranjera. Rusia es el paraíso.
22. Leer los libros que cualquiera debe leer antes de morir entre los que se encuentran: El Quijote de la Mancha, Hamlet, Los Miserables, Crimen y Castigo, El Laberinto de la Soledad, 100 años de Soledad, Rayuela, la Biblia y la Sección Amarilla.
23. Plantar un árbol (chueco).
24. Sacar un permiso (chueco).
25. Dar una serenata.
26. Faltarle al respeto a alguien importante (mentársela a un político es la opción “A”).
27. Embarcarse en un viaje tras de consumir alguna sustancia sicotrópica.
28. Entrar a una iglesia de rodillas aunque no seas creyente.
29. Ser el presidente de lo que sea: del club de lectura, de manzana, de los gays scouts, de un país bananero.
30. Vestirse con ropa del sexo opuesto y salir a la calle a ver que tranza.
31. Dormir en la calle.
32. En patines, bajar una pendiente. Ponerse un raspón es opcional.
33. Rodar una película porno casera. Una más, pues.
34. Buscarse, o poner a alguien que nos busque el “punto G” a ver si es cierto que existe.
35. Pedir limosna aunque no tengamos necesidad.
36. Caminar hasta que ya no puedas más.
37. Incitar a que tu padre, madre, abuelos, o tíos, te cuenten pasajes oscuros de su vida.
38. Llevarles galletitas a los ancianos de un asilo y si de pasadita te pueden contar un cuento, pues qué mejor.
39. Inventar un buen chiste y contarlo como se debe.
40. Hacer guardia en un hospital donde se halla un ser querido.
41. Gritar “¡mi resto!” en una apuesta o juego de azahar.
42. Quedarse en el fondo de un pozo para reflexionar.
43. Reventarle los barros o granos a un ser querido.
44. Dar o que ten den un masaje. Pero uno bueno no fregaderas.
45. Conocer la verdadera desesperación. Pero sin llegar a ponerse violentos
46. Inventar un platillo, perfeccionarlo y servirlo en una cena concurrida.
47. Ir a ver a tu músico favorito en concierto, cueste lo que cueste, caiga quien caiga y haiga sido como haiga sido.
48. Regalar algo muy querido y de lo cual duela desprenderse.
49. Cambiar radicalmente de apariencia o cortarse el cabello uno mismo.
50. Escribir un hijo, plantar un libro, tener un árbol.
51. Organizar o presenciar un maratón de cine.
52. Ponerse en huelga de hambre porque si o beber sólo agua al menos 1 día.
53. Ordeñar una vaca, tomarse el producto, y luego salir corriendo al baño.
54. Tener una cita con una persona mayor y tratarla con el respeto que se merece.
55. Rasurarle las piernas (o algo más) a alguien del sexo opuesto.
56. Aprenderse de memoria un poema o un trabalenguas o una fórmula física o matemática.
57. Hablar con Dios aunque uno practique el ateísmo.
58. Salvar una vida y por supuesto que cuanta la de cualquier animal.
59. Renunciar a la televisión y al radio por un mes. A ver quien es el valiente.
60. Compartir lecturas con el ser amado y luego hacer una discusión.
61. Tener un héroe al cual rendirle culto a lo guey, algo así como enviarle una carta o cazarlo para tomarse una foto.
62. Embarcarse en un negocio riesgoso. Si pierdes ni pex, pero si no…
63. Quedarse todo un día entero desnudo en la cama al lado de alguien con quien uno desea quedarse todo el día desnudo.
64. No darle tu nombre a alguien que acabas de conocer y decirle que te llamas como siempre te quisiste llamar.
65. Ponerle nombre a alguien. A un hijo, a una estrella, a un perro.
66. Pagar por sexo, aunque sea un masaje masturbatorio, no tiene que ser algo más grande.
67. Dar mal una dirección o unas referencias cuando alguien pregunte. Pero sólo una vez.
68. Ir a un motel con cama de agua, columpio del amor, jacuzzi, canal porno de tv y, claro, alguien del sexo opuesto.
69. Llegar o irte con el más guapo (a) de la fiesta.
70. Ayudarle a un discapacitado a realizar una tarea complicada. No darle limosna.
71. Comer algo que consideres asqueroso.
72. Escribir una autobiografía de cualquier extensión sin pensar en publicarla sino como simple ejercicio terapéutico.
73. Grabar un mensaje estúpido en la contestadota o fingir la voz cuando llama uno de los acreedores.
74. Decirle al mesero que el vino que te acaba de traer no está bueno, aunque lo esté.
75. Patentar algo aunque sea una idiotez.
76. Conocer un país comunista, antes de que se acaben.
77. Leer una novela en el país donde sucede la historia. Rayuela en París es la mejor opción.
78. Heredarle a un hijo o a un sobrino cosas estúpidas que guardas desde tu infancia.
79. Cartearse con un reo, con un outsider, o con algún desconocido. ¿Para qué? Nomás porque si.
80. Buscar obsesivamente hasta recuperarlo, a un viejo amigo que desapareció hace años.
81. Fingir un orgasmo.
82. Inventar una frase célebre.
83. Asistir a un estadio a presenciar un clásico deportivo.
84. No cederle el asiento a una viejecita en un transporte público por única vez en tu vida.
85. Aprender un baile fino de salón, tango, salsa, danzón, swnig, rock, charleston. Menos reguetón
86. Llegar en vivo a trabajar, o lo que es lo mismo, asistir a tu centro de trabajo sin dormir y directo de algún festejo. Y aun así, rendir.
87. Ignorar un festejo obligado: cumpleaños, Navidad, festejos de independencia de algún país, etc.
88. Ir a un museo a ver a tu pintor favorito o un cuadro clásico.
89. Cruzar a píe un puente largo sobre un río extenso.
90. Donar sangre, semen, ropa o víveres a quien lo necesite. Cursi pero efectivo.
91. Tener un enemigo a muerte como Batman los tuvo.
92. Quedarte en alguna ocasión en la mejor habitación del hotel.
93. Claro, aventarse del paracaídas o del bungee o del parapente o de la plataforma de 10 metros.
95. Lanzar algo (una televisión por ejemplo) por la ventana.
96. Tomar una foto de concurso. Y enmarcarla.
97. Ir de una ciudad a otra en bicicleta.
98. Pintar un cuadro, ponerle un marco y colgarlo de una pared.
99. Buscar algunas de las canciones de infancia y juventud y bajarlas (gratis o no) de Internet.
100. Hacer alguna vez tu lista de las 100 cosas por hacer antes de morir.

Vía: Enchilame Milenio

No hay comentarios.: